Bicentenario

Bicentenario

fuerzabruta

 

Se acercan los 200 años de la Fundación de Carmelo. En ese sentido a través del Archivo y Museo del Carmen se vienen dando los primeros pasos para organizar los diversos grupos de trabajos para celebrar esta fecha tan significativa para nuestra localidad.

Seguramente una lluvia de ideas comenzarán a surgir de las distintas comisiones que se constituyan para dar paso a la celebración de nuestro Bicentenario. Dicen que todo está  inventado, basta mirar y tomar nota de lo último que se ha hecho tanto en la Argentina como en Uruguay, en cuanto a espectáculo público,  para, por lo menos, tener una idea de lo que se hace. La utilización de alta tecnología, en espacios abiertos  elaborada por empresas audiovisuales de punta, junto a grupos de actores que interpretan escenas para ser representadas  en espacios públicos. En este sentido, muchos recordarán al grupo “Fuerza Bruta” que realizó el 25 de mayo de 2010 un mega desfile histórico en conmemoración de los festejos por el Bicentenario, presentando 19 escenas montadas sobre carrozas, que representaban un recorrido por los 200 años de la historia de la República Argentina.

El Bicentenario de Carmelo debería tener un talante de calidad que dejara una marca importante en la comunidad local, en la celebración pero también en los contenidos. Sin lugar a dudas cuando hablamos de esta fecha tendríamos que tener la idea de la creación de grandes cosas. Porque así lo indica nuestra propia historia. Hace más de 80 años un grupo de mujeres congregadas en el Comité Patriótico Femenino proyectaron y concretaron la Rambla de los Constituyentes, inaugurada el 7 de diciembre de 1930 como homenaje al centenario de la Constitución.

¿No sería importante imitar esta actitud  surgida  por este grupo de mujeres hace más de 80 años, que hoy es uno de los orgullos arquitectónicos de la ciudad? Crear con fondos propios y con la movilización de vecinos, empresas e instituciones públicas una obra de importancia, de consenso que inaugurada en los 200 años del nacimiento de Carmelo quedara para la posteridad como ejemplo del esfuerzo mancomunado de una comunidad de ésta nuestra generación. Ese sería el desafío.  Y creo que nuestra obligación.

Vivimos  tiempos difíciles,  donde para hacer cosas que nos involucre a todos se debe  pedir algo básico que es dejar de lado el protagonismo personal cultivando el esfuerzo de las pluralidades y de los consensos ciudadanos. Solo con amor al terruño es posible concretar una obra similar o que se asemeje,  como es la Rambla de los Constituyentes que permanece inalterable y cada día más linda. Testigo mudo de la visión de un grupo de mujeres del siglo XX. Así concluimos que cuando se hacen las cosas bien  no hay necesidades de publicitarlo, se nota, se percibe, en cada esquina, en cada detalle, en cada obra.

Esta fecha será una oportunidad para todos, buscando el desafío de ser mejores y de concretar por lo menos algún sueño. Dejar una obra para la posteridad. Porque los años deben servir para algo, más allá de una celebración importante, sería deseable marcar esa fecha con la impronta de algo eterno, desde lo urbano, con el aporte de la arquitectura, concretando un sueño intangible en algo hecho piedra.

Por Elio García (de la Redacción de El Municipio)
e.garcia@elmunicipiodigital.com

 

 

Comentarios

comentario(s)