Connect with us

Opinión

La economía va en picada, pero el presidente sólo hace discursos

Publicado

el

A decir verdad

Por Rubén Iñiguez

Segundo trimestre al hilo de una historia de fracaso económico, sin estrategias de recuperación, es lo que nos presenta ya septiembre con el informe del presidente Andrés Manuel López Obrador, que lo único que hace es hacer interminables discursos llenos de mentiras y demagogia.

Mientras su gabinete busca justificar las cifras del fracaso, intentando distraer la atención en otros sectores, para procurar endulzar de alguna forma la recesión, el desempleo, la reducción del ingreso y la falta de inversión.

Acuden a términos relativos a la felicidad de los mexicanos, pero en la economía real, el producto interno bruto (PIB), sigue descendiendo a 18.7 por ciento por segunda medición consecutiva en el semestre.

En 1932, por la administración del populista Lázaro Cárdenas, también logró un bajísimo PIB. El IMSS señala que se han perdido 1.1 millones de empleos. Vivimos un periodo de empobrecimiento, de desempleo y de poco ingreso que ni habíamos tenido en lo que llamábamos crisis anteriores, que eran de la era neoliberal.

La perdida de confianza, los ataques al sector privado, ya que en su gran mayoría no es visto ni ha merecido respuesta alguna, solamente los millonarios que favorece AMLO, como Ricardo Salinas Pliego, Carlos Slim, Arturo Cabal Peniche, Miguel Alemán, etc. han ver que el concepto de gobierno de primero los pobres, es solamente propaganda y son los mismos de antes.

Los megaproyectos del gobierno de AMLO no han detonado el crecimiento o mejorado los indicadores. Las inversiones en Pemex pasan por los peores augurios y sus números de producción son terriblemente bajos, menores a los de administraciones anteriores.

Por su parte, la CFE carga una deuda que compromete seriamente su desarrollo, y a la par hostiliza a los productores de energías limpias, paralizando proyectos de expansión de sol, aire y de agua.
Estas incongruencias, así como pagar por suspender obras, algo que todavía se sigue haciendo desde el aeropuerto de Texcoco, el NAIM, al gasto oneroso y probablemente inútil del aeropuerto de Santa Lucía, la cancelación de la cervecería Constellation Brands, han enmarcado cargas presupuestales en que hay que pagar lo que debió generar ganancias, impuestos y empleo a cambio de nada.

La persecución verbal de la industria farmaceútica, hace que se diversifique el miedo a este gobierno, que descontrola un manejo responsable del desarrollo económico, de la estabilidad financiera.

El dólar ha tenido un deslizamiento interminable, fluctuante, pero siempre a la baja. ¿Entonces de dónde pretende afianzarse la administración del presidente López Obrador?

Sus llamados Bancos del Bienestar se construyen como hongos, a precios inflados, pero no tienen dinero para dotarlos de cajeros automáticos, ni resultan atractivos para la población que aprueba a AMLO. No vemos a los seguidores llevando sus ahorros al sistema bancario oficial, más bien acudirán para recoger los subsidios, las becas, los donativos que bajo programas clientelares, harán que se formen colas en las instituciones de la 4T.

El 25 de agosto, Forbes señaló la fuga de capitales de México de 8,700 millones de dólares según datos del Banco de México, esta huida supera la cifra de 5,525 millones de dólares obtenida en el primer trimestre de este año. Datos que no aparecerán en el segundo informe.

En paradoja, Herdez colocó en la Bolsa Mexicana de Valores, certificados bursátiles que han tenido gran interés en una cifra de 3,500 millones de pesos, la marca tiene 14 plantas de producción, 25 centros de distribución, y una plantilla laboral de 10 mil empleados. En lugar de expandirse, la emisión pretende resolver problemas de refinanciamiento de pasivos, a corto y largo plazo. Es decir, la empresa privada en estos dos años no ha crecido, los movimientos realizados pretenden conservar su base productiva, exclusivamente. Las bajas de ventas por medio de ANTAD han dado un primer semestre para olvidar este año, lo que refleja menor consumo, pero si un gasto mayor por la inflación.

La economía sigue siendo un talón de Aquiles de un gobierno populista, que usan como Nicolás Maduro, el discurso repetitivo, la búsqueda de culpables imperiales, el linchamientos de expresidentes o de empresarios traicioneros como su principal discurso. Todo esto, es responsabilidad del presidente, en forma directa. Darle vueltas o pretender, por razones sentimentales, de creencia popular, no resuelve la realidad económica.

El COVID-19 acentuó la crisis en todos los sectores productivos y comerciales, además de la pérdida de empleos. Los recursos destinados para remediar el problema por parte de gobierno no rebasan un 1 por ciento de su presupuesto. Es decir se ha dejado a la población a que resuelva su problema, sin intervención del estado, que sigue dando atención a proyectos onerosos que aseguran pérdidas.

Tenemos que reactivar la economía, el consumo interno, las cadenas de valor rotas, buscar que todos los sectores mejoren, porque el más dañado actualmente es el segundo que comprende la industria.

Alemania, con una economía que no estaba en estancamiento, destino 10 mil millones de euros para apoyar a su iniciativa privada, a sus emprendedores en tanto en México brilla la tacañería. Antes el PRI ordenaba a los economistas y a los periódicos que maquillaran las realidades económicas.
Ahora, parece que está práctica regresa con MORENA. La orden es pintar rayos de esperanza en el panórama sombrío. Pero el problema es el presidente, quién podría dar un giro a una nueva economía, redimensionar sus proyectos para en forma concertada emprender obra pública en todo el país, rescatar el sistema de salud, suprimir la horca de la austeridad que estrangula todo, y generar inversión y empleo.

Si asegura jurídicamente la inversión y da un buen giro de 180 grados en restaurar lo que se ha dañado, los verdaderos indicadores mejoraran.

No será cuestión de maquillaje, que puede ser bueno en ocasiones, pero apoyándose en acciones de unidad del presidente y de todos los mexicanos, puede restablecer a un enfermo suponiéndolo menos grave de lo que está, pero nuestra economía, nuestro sistema político, y los resultados electores hicieron que el Congreso no tuviera peso en regular los errores del ejecutivo.

Hoy más que nunca dependemos de un solo hombre. ¿Podrá admitir los errores de dos años para reiniciar la reactivación, la restauración, o tendremos más de lo mismo sin que maquillaje alguno sirva de nada amplificado en la propaganda oficial del segundo informe?

Seguir leyendo
Da clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿QUÉ GANA JALISCO CON LA CREACIÓN DE NUEVOS PARTIDOS POLÍTICOS?

Publicado

el

Por

Por: Xavier Marconi Montero Villanueva

El pasado viernes 18 de Septiembre, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco, dio su aval para que las Organizaciones Políticas denominadas “Hagamos” y “Futuro”, se conviertan en Partidos Políticos Estatales a partir del próximo primero de Octubre.

De 17 organizaciones que buscaron su registro para convertirse en Partidos Políticos en Jalisco, sólo estas dos lograron conseguir el número de asambleas municipales y el número de afiliados que señala el Código Electoral y de Participación Ciudadana de nuestra entidad.

“Hagamos,” cumplió con la celebración de 109 asambleas municipales y alcanzó 25,596 afiliados; mientras que la Asociación Somos un Bosque, mejor conocida como “Futuro”, logró llevar a cabo 85 asambleas municipales y registró a 15,882 ciudadanos como militantes de su partido.

Ambos partidos, pese a ser de nueva creación, no aportan nuevas caras a la contienda electoral y al debate de las ideas en nuestra entidad, en realidad son grupos ya conocidos en la política local y lo que están buscando en ambos casos, es el depender de ellos mismos para lograr espacios en la representación electoral y en la toma de decisiones para la conformación de los espacios públicos y los órganos constitucionales autónomos que se configuran en muchas de las ocasiones conforme al peso específico de cada partido político en el Congreso del Estado.

“Hagamos” es la representación política del Grupo “Universidad”, es decir, el espacio donde hacen política electoral los cuadros de la Universidad de Guadalajara, que durante muchísimos años han participado en unión abierta o de facto con diversos partidos políticos en nuestro estado, y que en el último proceso electoral participaron en apoyo al Gobernador Enrique Alfaro.

Aunque son quienes ostentan la dirigencia estatal, desde hace un buen tiempo, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Grupo UdeG necesita un nuevo proyecto para adecuarse a la nueva competencia política y darles más peso a sus futuras negociaciones políticas con miras al proceso electoral del 2024.

Por lo pronto, su reto inmediato es conservar su registro en la elección del 2021.

Por lo que respecta a “Futuro”, éste es el grupo encabezado por Pedro Kumamoto Aguilar, que originalmente era un proyecto que buscaba lograr el posicionamiento de jóvenes y políticas principalmente de la agenda verde, a través de la participación independiente que lograr llevar a su dirigente a ganar la elección de Diputado Local en el distrito 10 en la elección del 2015.

“Futuro,” rápidamente se dio cuenta que para hacer política se necesitan recursos, espacios de poder, alianzas políticas; y no solo una agenda ideal y grandes esperanzas para poder hacer cosas diferentes, cuando en la realidad existen tantos cotos de poder en cada espacio público.

En ambos casos, tanto el Grupo UdeG, como el propio Pedro Kumamoto y su equipo, se dieron cuenta que era necesario cambiar para seguir igual, avanzar con sus propósitos políticos y su presencia en el reparto del poder político, en una arena muy diferente a partir de la elección del 2018.

Ambos, necesitan de una agenda diferente para poder aportar algo que llame la atención de la sociedad, en el preámbulo de una futura elección que se centrará simplemente, en derrotar o apoyar el proyecto de López Obrador.
Jalisco, no ganará absolutamente nada, si estos nuevos partidos juegan a buscar convertirse en un satélite del partido en el poder, cuando lo que urgen son equilibrios, contrapesos y diques de contención para que la toma de decisiones sea pensando en el fortalecimiento de Jalisco, de su vida democrática, de la seguridad de sus ciudadanos, del crecimiento económico y la lucha frontal contra la corrupción, la opacidad y el despilfarro.

Dejémoslo al tiempo.

Seguir leyendo

Opinión

Lo que destruye la noble labor de las asociaciones civiles

Publicado

el

Por

Las Asociaciones civiles son organizaciones que no tienen principalmente un afán lucrativo, que trabajan en conjunto con un fin social, educativo, cultural o de otro tipo.

Pero hoy en día por desgracia vemos Asociaciones que lucran o son utilizadas como trampolín para buscar colocarse en un proyecto o en un partido político, desviando su finalidad, ignorando la importancia de las Asociaciones Civiles cuyo valor es incalculable, en cuanto a que representan un medio para que los ciudadanos se involucren en diferentes tareas para dignificar la vida principalmente de la parte vulnerable de la sociedad.

Vemos Asociaciones que se aprovechan de las bondades y nobleza de los fines de las asociaciones para darles un rumbo diferente, usando a los que las integran para venderse al mejor postor, incluso vemos como algunas por la falta de ética e incapacidad de hacer política, engañando a quienes les compran aumentan la importancia de lo que pueden manejar a través de los que si participan con un fin positivo dentro de los afiliados a las Asociaciones.

Hay personajes que viven de engañar incautos y les venden la idea y hasta el slogan de qué representan a la Sociedad Civil Organizada, cuando lo que acumulan en su historial es una serie de fracasos y fraudes, engañando a Partidos y candidatos a los que les aseguraron miles de militantes y votos, cuando en realidad nunca cumplieron lo prometido.

Hoy que la sociedad ya no cree en los partidos políticos no faltan los aspirantes o partidos que dicen trabajar con la sociedad civil, engañados por estos parásitos, pero la realidad es que con los que se acompañan son los mismos que al fracasar en la vida partidista hoy se ponen el disfraz de Asociaciones, federaciones o cualquier membrete para tratar de mantenerse vigentes, parasitando en los proyectos y seguir viviendo de los ingenuos que se dejen engañar.

Es necesario diferenciar las asociaciones que cumplen con su finalidad y aquellas que lucran con el dolor o la desgracia humana para llevar agua a su molino y hacen de la caridad y solidaridad propaganda política.

Seguir leyendo

Opinión

Septiembre mes patrio ¿algo qué festejar?

Publicado

el

Por

Por Juan Carlos Hernández A.

Un hombre llamado Agustín de Iturbide, en la postrimería de su muerte lanzo este reto: mexicanos ya os he enseñado la manera de ser libres, a vosotros toca la forma de ser felices.

La situación actual en el país que ya todos sabemos cómo se encuentra, por demás irreconciliable, por desgracia, con el ciudadano de a pie, porque éste es el primer afectado, en su economía, estabilidad laboral, seguridad pública y privada y, una larga lista de necesidades que resultaría ociosa recordar.

Que los héroes y heroínas, que nos dieron patria hicieron lo propio-entre una peripecia y otra- para darle prosperidad política y social a México sí y que bueno. Que los siguientes gobiernos emanados después de la refriega, estabilizaron políticamente al país sí y que bien, ahora que, después de casi 2 siglos-La consumación de la independencia mexicana se realizó, cuando el Ejército de las Tres Garantías o Trigarante, hizo su entrada a la ciudad de México, el 27 de septiembre de 1821*- que nos dieron independencia y libertad de la corona Española ¿cómo se encuentra México?

No se encuentra ciertamente prospero, fuerte y entero, no y ahora menos, que nos aqueja la crisis…la que usted quiera o padezca porque ya no es solo de salud. Entonces de qué nos ufanamos los mexicanos, cuando en nuestro más cercano entorno nos tratamos como extraños, nos dividimos solos por múltiples motivos: ideológicos, políticos, religiosos, de clase, condición social y los que usted mande y guste.

Somos parecidos a los cangrejos dentro de un bote, nos jalamos unos a otros para evitar sobresalir, prosperar, aún no entendemos que unir fortalezas será mejor para lograr un bien común. No entendemos que la división crea más incertidumbre en todo sentido.

Rememorar este mes patrio, es acordarnos de la historia de este país no patriótico y que se ha hecho con la intervención entre liberales y conservadores-todavía- ante ello será bueno recapitular en preguntarnos en qué ha beneficiado para el progreso, otra vez del ciudadano de a pie. Cómo esperar que, avivando la división entre unos y otros ciudadanos, pensemos que se va dar la bienaventurada y reconciliada paz social que sería el ancla de partida para descubrir el impulso de otro país.

Nada que festejar, sino más bien reflexionar en dónde estamos parados y debido a qué factores, pensar qué estamos aportando para ayudar al perfeccionamiento de nuestro más cercano entorno, qué proponemos, qué mejoramos, para qué y a dónde vamos. Poco sirve echar gritos y vítores, arengas y rechiflas, sombrerazos y bailongo, cuando hoy día lo que más tiene este país es pobreza, no solo material, también intelectual, educativa, desigualdad en todo, y de plano pocas áreas de oportunidad, revise usted las cifras microeconómicas y macroeconómicas. No hay para dónde hacernos. Tiempo de tocar fondo, dicen unos y otros no lo sostienen, cuando ni para comer un alimento al día tendrán… cuál fondo. También cuál patria, cual sentido de festejo. Sin embargo y con todo y ese negro panorama estamos de pie, pobres y ricos, empresarios y trabajadores, escuelas e instituciones, para hacer lo que se deba en bien de este manoseado México.

Somos y por mucho, más los que queremos reconstruir una prospera patria, los que levantamos la mano para decir presente en el día a día. No cavilemos, no desesperemos, que no hay mal que dure cien años, no desperdiciemos la independencia de que gozamos.

Por cierto: Iturbide tardaría años en ser reconocido como padre de la patria; en 1838 bajo la presidencia de Anastasio Bustamante, sus restos fueron inhumados con honores en la capilla de San Felipe de Jesús de la catedral capitalina. Esto dice la historia, no lo digo yo, aunque se lo comparto. Ya somos libres, busquemos ser felices.

*http://www.archivohistorico2010.sedena.gob.mx/consumacion-de-la-independencia

Seguir leyendo

Lo más visto