Connect with us

Opinión

La pandemia nos golpea a la cara

Publicado

el

Por: Iván Chávez Gómez
Hace unos meses, antes que el coronavirus estuviera presente en nuestras vidas, vi la serie “Perdidos en el Espacio” en Netflix, una producción televisiva basada en la original de 1965, del mismo nombre, creada por Irwin Allen.
No ahondaré mucho en la serie, si pueden véanla. La sinopsis en sí es: un cuerpo celeste se estrella con la Tierra y, a partir de ese suceso, la vida humana no es la misma. Ante tal acontecimiento, los gobiernos, la ciencia y la sociedad, se vuelcan a la búsqueda de un nuevo planeta para la supervivencia; una familia, los Robinson, es elegida junto con otras más para explorar el planeta Alfa Centauri. Hasta ahí le paro para no spoilear.
Sólo traeré a colación dos imágenes. La primera, cuando la vida en la Tierra ya no es posible, los humanos tienen que usar mascarillas y trajes para poder, solamente, respirar el aire que nos da vida. Y la segunda está compuesta por los peligros a los que se enfrentan los Robinson en el planeta recién descubierto.
Esas dos postales de una serie de ciencia ficción la vivimos hoy en día en todo el mundo. Tenemos a un enemigo frente a nosotros, microscópico, invisible, que ha puesto de cabeza a la civilización humana. Hoy tenemos que salir de casa con cubrebocas, un gel antibacterial, con la idea de mantener una distancia con otros y todas esas medidas que ya conocemos.
Pero también nos enfrentamos a un futuro incierto, tanto en lo individual como en lo colectivo; un escenario que pondrá a prueba nuestra resiliencia para adaptarnos a lo que viene que, insisto, es desconocido para todos nosotros. Se habla de un pico y luego de una caída en los casos de contagios, pero en realidad, el comportamiento del virus pone al descubierto la ignorancia de la humanidad ante el Covid-19.
Cada país ha enfrentado esta pandemia con los medios posibles a su alcance: avances tecnológicos, conocimiento científicos, presupuestos en materia de salud, etcétera. Eso sí, con un apego a lo que la Organización Mundial de la Salud ha delineado desde que el virus brotó en Wuhan, China, a finales de diciembre de 2019.
En México, como en otros países se minimizó el poder de propagación y de letalidad del Covid-19. Fue decepcionante, ver a un subsecretario de Salud insistir en las medidas de distanciamiento y por otro lado a un Presidente aferrado durante los días de los primeros casos registrados, abrazar a personas y encabezar actos públicos. Un jefe de Estado debe ser ejemplo y no desafiante con aquellos a los que él mismo ha designado para afrontar la pandemia.
Lamentablemente, México se encuentra entre los primeros cinco países del planeta con más casos de fallecimientos por coronavirus (rebasamos las 40 mil muertes).
Mientras en febrero, Italia ya luchaba por contener la pandemia, en México apenas digeríamos la resaca por la creación del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) que entró en funciones en enero de este año. Un modelo de salud instaurado por la Cuarta Transformación del Presidente Andrés Manuel López Obrador, empeñado en centralizar los recursos para la salubridad, bajo el supuesto de brindar atención a quienes no son derechohabientes del IMSS o el ISSSTE.
El Insabi eliminó por completo el Seguro Popular, bajo el argumento que estaba viciado y corrompido. Así, entró México en 2020 con un nuevo esquema, del cual hasta ahora se conoce poco sobre sus reglas de operación.
El manejo en el presupuesto para la salud en México ha sido un desaseo. Sólo en este rubro hubo mil 472 millones de pesos que no se ejercieron durante 2019, de acuerdo con datos de la Cuenta Pública de ese año. No se sabe por qué no se ejerció ese dinero destinado a la salud de las mexicanas y los mexicanos.
Para dimensionar el tamaño del dinero: con esa cantidad se hubieran podido comprar incluso 949 ventiladores respiratorios de los que el hijo de Manuel Bartlett vendió al propio IMSS, por cierto, de los más caros adquiridos por la actual administración.
Es una desgracia que México tenga que hacer frente a una pandemia con un sistema de salud ya afectado por una serie de recortes en este 2020 como los 57 millones de pesos menos para la Dirección de Epidemiología en comparación con 2019, o los 4 mil millones de pesos menos para 18 hospitales de alta especialidad.
En materia económica tampoco contábamos ya con buena salud, pero sin duda, en lugar de mejorar, ésta irá en picada.
La Secretaría de Economía ya advirtió que será inevitable una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) como consecuencia del paro de actividades no esenciales.
Podrán decir, “sí, bueno, eso ha sucedido en todo el mundo”, pero en el caso de México, se suman otros factores: la caída en los precios del petróleo y la apuesta del Gobierno federal por las energías no renovables.
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estima que el PIB nacional caerá en un 6.5 por ciento. El mismo organismo prevé que la caída promedio en la región de América Latina será del 5.3 por ciento, es decir, México supera al citado promedio.
Sin embargo, otros especialistas prevén una caída de hasta el 7 por ciento, lo que engrosaría las filas de la pobreza; se estima que 16 millones de personas en México pasarán a ser pobres.
Hay una cerrazón constante del titular del Ejecutivo a otras voces que no sea la suya y, por consecuencia, una visión única, absolutista y hasta dictatorial sobre una verdad: la de él. Otros puntos de vista, para afrontar la pandemia, el estado del sistema de salud en el país y la economía enferma, no existen para el mandatario, es decir, la unidad a la que tanto apela, la ignora por completo.
De la misma manera en que 30 millones de mexicanos otorgaron su confianza en el Presidente, hay otros millones que le dieron su confianza en las urnas al gobernador de su estado, a su alcalde, a su regidor, a su diputado local o federal, a su senador.
Se les ha olvidado al Presidente y a la 4T que convergemos en una Federación, pero no sólo eso, se les ha olvidado que convivimos en un país plural de ideas, de puntos de vistas, y de distintas percepciones de la realidad. Lo que no ocurre en el centro sí es una realidad en Occidente o en el Sur, de eso sabe bien López Obrador, pues ha recorrido todo el país como pocos personajes lo han hecho, hay que reconocerle.
No le hablamos al Presidente desde MC, desde la tonalidad naranja, le hablamos desde el color de México, para decirle que solamente a partir de una coalición que incluya a todas las voces (las que le alaban y las que le cuestionan) porque esta es la única manera para que exista un México después del Covid-19, quizá con afectaciones en su salud como país, pero con la esperanza de una mejor vida para todas y todos.

Seguir leyendo
-Publicidad-
Da clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Lucha por los votos

Publicado

el

Por

Por: Gabriela Godínez García

Este año será muy importante para hacer cambios en el país, decisiones importantes que tomarán rumbo en los congresos locales, la Cámara de diputados y los ayuntamientos, en los que participarán 13 partidos políticos.

Para la elección federal se aprobaron alianzas con las que buscan fortalecer sus partidos, una de ellas está integrada por Morena, PT y PES y la otra PRI, PAN y PRD, coaliciones que no se consolidaron por falta de acuerdos.

Será un proceso electoral en el que los candidatos deberán de convencer a los ciudadanos y un gran trabajo también por parte de las autoridades electorales para que participen en la elección, debido al miedo que se tiene por el Covid-19, se debe garantizar que los lugares estén sanitizados o una manera de no tener situaciones en las que se puedan presentar contagios.

Actualmente nos encontramos en periodo de precampañas, muchos ya levantaron la mano para participar en los puestos de elección popular, caras conocidas y otros no tanto, pero que garantizan que su trabajo beneficiará a la población, quienes piden su confianza a los militantes de sus partidos para representarlos en las urnas.
Otra lucha que tendrán que sortear los partidos sobre todo los “tradicionales” es el tema de la paridad, asunto que se ha tenido que definir en los tribunales, donde colectivos feministas han intervenido para exigir piso parejo y que se respeten los derechos político-electorales de las mujeres y no vuelva a ocurrir lo que pasaba en el pasado con las famosas “juanitas”, esperemos también que no por cumplir cuotas pongan coloquen en los puestos a quienes no tengan la capacidad para representarnos.

Jalisco y México requieren representantes que vean por los intereses de la población, más allá de colores, de filias o fobias, de caprichos, necesitamos propuestas reales, compromisos para contar con los medicamentos que se requieren del Covid-19, insumos para atender a los pacientes de cáncer, hospitales, mejorar la educación, la seguridad que es indispensable que se atienda y tantos temas que estás líneas me serían insuficientes.

Los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI), Movimiento Ciudadano (PMC), Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Encuentro Solidario (PES), del Trabajo (PT), Verde Ecologista de México (PVEM), de la Revolución Democrática (PRD), Fuerza por México, Redes Sociales Progresistas (RSP), así como los partidos locales SOMOS, Hagamos y Futuro, deberán de realizar campañas propositivas.

Las precampañas iniciaron el pasado 4 de enero y culminarán el 12 de febrero, cada partido define sus tiempos para realizarlas al ser un proceso interno, por otra parte las campañas electorales darán inicio el 4 de abril, y será el 2 de junio el último día en que tendrán para presentar sus propuestas, habrá que esperar lo que nos depararán las urnas, esperando que la ciudadanía participe al ser un derecho que debemos ejercer para tener a las autoridades que merecemos.

Seguir leyendo

Opinión

¿QUÉ BUSCA EL PAN?

Publicado

el

Por

Por: Antonio Gloria Morales

¿Qué busca el PAN en estas elecciones? Al decir el PAN, quisiera referirme a los objetivos que persiguen las dirigencias, las formales como el Comité Ejecutivo Nacional y el Comité Directivo Estatal, así como las dirigencias informales, es decir, aquellos que sin tener el cargo formal, mueven los hilos e imponen su voluntad.

No es una pregunta fácil de responder. Quienes pertenecemos a ese partido o hemos votado por él, quisiéramos pensar que buscan reencontrarse con la confianza del ciudadano, que buscamos convencerlos de que voten por este partido, y que buscamos ganar y defender la libertad de votar sin presiones ni compromisos que limiten esa libertad. Que buscamos a los mejores hombres y mujeres como candidatos. Tal vez seamos muchos los que pensemos así.

Quien dirige, suponemos que comparte esta visión. No me queda duda de que nuestro Presidente Nacional la comparte y busca que Morena no tenga mayoría en la Cámara de Diputados. Ha logrado sumar a importantes actores de la sociedad y de la política. Sumó a partidos políticos y a políticos sin partido. Sin embargo, ese esfuerzo no fue suficiente para convencer a quien manda en el partido Movimiento Ciudadano a nivel nacional, quien parece ya tener otra idea mas afín al partido del presidente López. Lástima. Los efectos podrían verse en Jalisco.

Porque aquí, las cosas son un poco diferentes. La Presidente Estatal del PAN, me parece que sí busca esos objetivos de ganar y ganarse la confianza ciudadana. Pero los que dirigen sin las formalidades del cargo, podrían buscar otra cosa. Por ejemplo, seguir administrando la derrota, pues cuando el PAN ha perdido, no les ha ido nada mal. Ya veremos a la hora de definir candidaturas, si logran que gane la democracia interna donde habrá competencia, y donde se decida designar, que lo hagan buscando a las y los mejores y no solo acomodar a sus incondicionales, aunque no cubran el perfil.

Habrá municipios donde la competencia interna será sana y se buscará elegir de entre varios buenos candidatos y candidatas, a los mejores. Pero también hay municipios donde controlan el padrón de militantes que votan, y seguramente buscarán elegir a quienes propongan esos equipos… e impulsar a algunos incondicionales mediocres, lo cual sería lamentable, pues no tienen la calidad requerida para gobernar esos municipios. Ya iremos viendo.

Así entonces, la pregunta inicial ¿qué busca el PAN? es una pregunta difícil. Puede ser que mientras unos auténticamente busquen ganar, otros busquen perder, pues para algunos es mas rentable y cómodo seguir administrando la derrota, haciendo negocios (suponemos que lícitos), imponiendo candidatos mediocres e incondicionales, porque ya se olvidaron de los ideales de Gómez Morín y González Luna. Ya ven a la política con un interés distinto al de servir. Se contaminaron de la visión de muchos políticos de aquel partido poderoso en el poder que nos llevó 60 años sacar de Los Pinos.

Algunos de los que mandan informalmente dentro del PAN, que buscan no caer de la gracia del gobierno estatal, podrían empujar candidatos a modo evitando que algunos muy competitivos le hagan sombra a los candidatos de MC. Algunos de los que defendieron férreamente en Jalisco la alianza con el partido del gobierno estatal podrían buscar ese objetivo. Algunos…no todos.

Y paradójicamente, esos “políticos” que llegaron con la alternancia, prostituyeron la política, corrompieron la democracia y comprometieron al PAN.
¿Cuándo volverá el PAN a la senda del triunfo y la confianza ciudadana? Cuando quienes mandan dentro del partido, formal e informalmente, busquen los mismos objetivos de ganarse primero la confianza del ciudadano y dejen sus intereses personales. En palabras de Gómez Morín “buscar la preeminencia del interés nacional”.

Seguir leyendo

Opinión

Elección de 2021: por una contienda equitativa sin intervenciones oficiales

Publicado

el

Por

Por Juan Carlos Hernández A.

Las instituciones electorales en México están en la preparación de las etapas de próxima renovación del poder legislativo, ejecutivos estatales y varios municipios, en lo que será la próxima jornada electoral del 6 de junio de 2021 y que se ha dicho será la más grande de la historia del país.
El asunto del ya revisado tema de que el INE solicita al Ejecutivo Federal en que en la transmisión de las Conferencias de prensa llamadas “Mañaneras” deben de cesar algunos mensajes por lo menos 2 meses por el actual proceso electoral que se está ya organizando en el país, no es cosa menor, no lo es.

Pues en el tema de la transmisión íntegra de las conferencias matutinas, la Constitución tiene un resguardo para los procesos electorales y es el Artículo 41, el cual señala que no se debe transmitir propaganda gubernamental, es decir, que durante las campañas electorales y hasta la jornada electoral no puede haber esta transmisión en tal sentido.
Es por ello por lo que, el Consejo General del INE ordena tanto al Presidente de la República como a las y los titulares de los poderes Ejecutivos de las entidades federativas, que se abstengan de pronunciarse en materia electoral para no transgredir los principios de imparcialidad y neutralidad en la contienda electoral.

No se habla de coartar la libertad de expresión, no, sino de compromisos democráticos, como excepciones solo el gobierno podrá dar información de cuestiones de salud, educativa y de desastres naturales, eso es lo permitido, pero no de sus programas sociales, sus críticas a partidos políticos de oposición, y demás comentarios dirigidos a denostar a algunos de los contendientes en la elección, o quizá a apoyar a otros. Ese es el punto.

La Constitución es clara, para evitar que haya influencia de propaganda electoral, y no dé a lugar a la injerencia en mensajes de logros del propio gobierno en cualquier nivel, municipal, estatal y federal. Por lo que, no debe haber ninguna postura al respecto, particularmente en el tiempo de campaña en procesos electorales.

Si queremos hacer un nuevo modelo de comunicación política, entonces será después de la elección del 6 de junio, por lo pronto esto es lo que hay y lo que se ha de respetar, con prudencia por cada funcionario público para no alterar las condiciones de la contienda electoral. Por lo que, así la situación, toca al INE preservar la equidad electoral y libertad de expresión, si de cada candidata y candidato. La equidad de la contienda electoral tuvo un resguardo en la reforma de 2007, por ello se hace patente hoy día, el cumplimiento de lo que ahí se mandata.

Hoy día el INE la institución electoral por excelencia responsable de llevar a buen término elección que ya está en la palestra nacional, entonces tiene la alta responsabilidad constitucional de cumplir y hacer cumplir lo que al tema sea pertinente.

Cabe recordar que esta disposición ha estado vigente durante 13 años y ha regido durante cuatro Procesos Electorales Federales y tres gobiernos emanados de partidos diferentes que en su momento fueron objeto de un señalamiento cuando violaban el marco constitucional.

También hay que recordar que, la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, determinó desde 2019 que parte del modelo de comunicación actual que genera las llamadas “mañaneras”, corresponde y tiene cualidades de propaganda gubernamental, acuerdo que ha sido impugnado y se está a la espera de un pronunciamiento final por parte de la Sala Superior del TEPJF. Mientras eso no suceda, el INE tiene no solo la obligación de pronunciarse, sino la alta responsabilidad de hacer que se cumpla lo que la Ley dicta hoy día.

Lo ideal, la cancha pareja para todos los partidos políticos; lo razonable, la no intromisión de nadie que no sea candidato por elegir; la razón: nada ni nadie por encima de la Ley; aquilatemos lo que tenemos, defendámoslo también.
¿Usted cómo la ve?
*El autor es Master en Gestión Social y Políticas Públicas.

Seguir leyendo

Lo más visto